Skip to main content

Minimiza el riesgo de contagio por coronavirus en casa

La pandemia que estamos vivido estos últimos meses causada por el covid-19, ha hecho que la sociedad tome una mayor consciencia y responsabilidad a la hora de mantener un hogar limpio y desinfectado para evitar el propio contagio o el de las personas con las que vivimos, siendo una de las mayores preocupaciones el tiempo que los virus pueden permanecer vivos en las superficies. 

 

En primer lugar ¿conocemos la diferencia entre limpiar y desinfectar?

 

¿Y las diferencias entre bacterias, virus y hongos?

 

 

 

 

Extremar las precauciones

 

Es importante que todos y cada uno de nosotros extrememos las precauciones una vez llegamos a casa con simples acciones que pueden marcar la diferencia.

 

En primer lugar, hay que tener presente que nuestro calzado es una de las principales vías de entrada de contaminación en nuestro hogar, por lo que lo más recomendable es que te descalces antes de entrar, tal y como recomiendan los organismos oficiales.

 

En segundo lugar, es muy importante el correcto lavado de las manos con abundante agua y jabón, ya que las manos pueden llegar a ser uno de los principales vehículos de infección.

 

Seguidamente es importante que te cambies de ropa y la laves utilizando un programa de lavado a alta temperatura con tu detergente habitual, añadiendo si es posible un aditivo textil que ayude a mantener tu colada lo más higienizada posible.

 

 

 

 

Limpieza de puntos clave del hogar

 

Hay algunos elementos del hogar que son tocados por todas las personas que viven en ella con mucha frecuencia y que a veces olvidamos desinfectar, como son los pomos de las puertas. Es importante que los tengas presentes y los incluyas en tu rutina de limpieza para asegurarte que no sean un foco de contagio.

 

Por otro lado, elbaño es una de las estancias donde se concentran más bacterias, por lo que debes limpiarlo y desinfectarlo regularmente para evitar la transmisión de enfermedades infecciosas en el hogar. Para hacerlo, puedes usar Lysol desinfectante especial para baños, usándolo a diario en pomos y manecillas de las puertas, ventanas, cajones y armarios, grifería, inodoro, interruptores, etc. Además, otras prácticas que ayudarán a reducir la proliferación de gérmenes y bacterias en el baño son: quitar la humedad del suelo y las paredes, ventilar el baño o mantener las toallas y los demás elementos secos.

 

 

 

 

Por otro lado, la cocina también suele ser uno de los espacios de la casa en la que pasamos más tiempo y donde se pueden concentrar un gran número de bacterias, por ello también será importante una correcta desinfección de la misma. Para hacerlo, puedes usar Lysol desinfectante especial para cocinas, usándolo a diario en las encimeras, grifos, tablas, neveras, fogones, azulejos, etc.

 

 

 

 

Desinfectar las mascarillas reutilizables

 

Durante este año, las mascarillas han pasado a formar parte de nuestra rutina diaria. Hay tres tipos de mascarillas, las que son de un solo uso, las desechables y las reutilizables. En el caso de estas últimas, con una vida útil de aproximadamente 5 lavados, será importante mantenerlas correctamente desinfectadas. Para hacerlo, hay que seguir los siguientes pasos:

 

  • Pon la mascarilla en tu lavadora con tu detergente habitual y añade 3 cacitos de Lysol Quitamanchas desinfectante programando un ciclo de lavado de como mínimo 1 hora a 30º.
 
  • O bien, puedes añadir 60g de Lysol Quitamanchas desinfectante en 4L de agua a 30ºC y dejar la prenda en remojo durante 1h. Tras haber tenido la prenda en remojo, aclarar completamente.

 

 

¿Sabías qué...?

Lysol spray desinfectante ha sido incluido en el listado elaborado por el Ministerio de Sanidad Español de productos aconsejados para la desinfección de los hogares en la pandemia del COVID-19 gracias a la eficacia contra virus envueltos como el coronavirus SARS-CoV-2.